Descubre el poder recargado de MAC leyendo nuestro blog.

montacargas-eléctrico

Montacargas eléctrico vs de combustión. Efecto de la contaminación por ruido.

La presión acústica se mide en decibelios (dB) y los especialmente molestos son los que corresponden a los tonos altos (dB-A). El sonido se vuelve dañino a los 75 dB y doloroso alrededor de los 120 dB. El oído necesita algo más de 16 horas de reposo para compensar 2 horas de exposición a 100 dB. Si llega a los 180 dB incluso puede llegar a causar la muerte. Es por ello que se volvió muy importante alertar a nuestros montacarguistas acerca de los niveles de decibelios que emite un montacargas eléctrico vs un montacargas de combustión. Estos son algunos decibelios que soportamos en nuestro día a día:

 

El oído humano entra en el umbral del dolor y hay riesgo de sordera. Es por ejemplo, el ruido del despegue de un avión a menos de 25 metros, o el de un petardo que estalla cerca.

Es un nivel muy alto. Dentro de una discoteca estamos a unos 110 dB, las taladradoras generan 120 dB, igual que el claxon de los vehículos o un concierto de rock.

Es un nivel alto de ruido, la sensación es molesta. Por ejemplo, en un embotellamiento hay 90 dB de ruido. También el que suele emitir una sirena de policía.

Es un nivel de ruido considerable. Por ejemplo, un aspirador genera 65 dB. Una calle con mucho tráfico alcanza los 75 dB. El despertador o la televisión a un volumen elevado, pueden llegar a los 75 dB, igual que una lavadora, el teléfono móvil o una batidora.

El nivel de ruido sigue siendo bajo. Es el que soportamos en una conversación normal, cuando escuchamos las cañerías de una casa o la nevera (si está en buen estado).

El nivel de ruido es bajo. Es el que utilizamos por ejemplo en una conversación tranquila en una biblioteca.

 

Un montacargas eléctrico es lo que vino a salvar el oído de los montacarguistas. Los montacargas eléctricos pueden aportar beneficios en diversas aplicaciones de trabajo en interiores. El uso de montacargas eléctricos en los almacenes tiene una buena razón de ser. Estos equipos pueden reducir los gastos de combustible y ser cargados en intervalos que pueden maximizar la eficiencia entre los turnos de operación.

Efectos de ruido en el montacargas eléctrico:

Puede ser que no hayas pensado en ello, pero contar con un montacargas más silencioso puede verse reflejado en la habilidad del operador para un manejo seguro y efectivo en ciertas aplicaciones. Dentro de espacios confinados y con múltiples equipos de montacargas operando se puede llegar a concentrar el ruido. En realidad, el único ruido que proviene de los montacargas eléctricos es el de la bocina. En ciertos almacenes, esto puede facilitar a los operadores y a los peatones escuchar la bocina, así como a los compañeros u otros sonidos del entorno de trabajo.

>> Conoce otras características de los montacargas eléctricos<<

Comparación entre un montacargas eléctrico y un montacargas de combustión

Los montacargas eléctricos tienen la gran ventaja de que su motor es silencioso, por lo que se puede estar atento a los ruidos del exterior. Mientras que un montacargas de combustión produce ruido de entre 70 – 80 decibelios, que varían por el tipo de motor y capacidad del montacargas.

 

>> conoce cómo los montacargas Toyota son perfectos en absorción de ruido<<

0 0 vota
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Comentarios en-línea
Ver todos los comentarios
0
Queremos saber tu opinión. Por favor comenta.x
()
x

Aprovecha hoy mismo esta promoción